ESPIROMETRIA

 

La espirometría es una prueba médica de tamizaje que va a medir varios aspectos de la función respiratoria y del pulmón. Se lleva a cabo utilizando un espirómetro, un dispositivo especial que registra la cantidad de aire que un sujeto inhala o exhala así como la velocidad a la cual dicho aire es desplazado hacia fuera o dentro del pulmón. Los espirogramas son trazos o registros de la información obtenida con la prueba. La prueba espirométrica más común requiere que la persona exhale tan fuerte como pueda, después de haber realizado una inspiración profunda. Esta prueba ayuda a detectar ciertas enfermedades o condiciones afectan la velocidad a la cual el aire puede moverse a través de los pulmones (enfermedades obstructivas) o la capacidad de los pulmones para expandirse (enfermedades restrictivas).

En San Diego contamos con personal con certificado de entrenamiento por la NIOSH (Instituto nacional de Seguridad y Salud Ocupacional de los Estados Unidos), buscando garantizar la calidad de las espirometrias, buscando mediciones correctas del del estado pulmonar, que sean útiles para el seguimiento de sus trabajadores.

RECUERDE QUE:

Ciertas condiciones pueden afectar los resultados, por lo cual se debe posponer la espirometría.

  • Evite fumar en la hora anterior a la realización de la prueba
  • Si ha usado usado algún medicamento inhalado en la última hora, como es el caso de los broncodilatadores en aerosol
  • No consumir comidas copiosas (abudantes) en la ultima hora
  • Haber tenido alguna infección respiratoria, como gripe, neumonía, resfriado severo, bronquitis o infecciones del oido en las últimas tres semanas.
  • Haber tenidos cirugías recientes (como cirugía oral, del tronco, o ojo) o cursar con una enfermedad aguda, que afecte su capacidad para tomar aire